Todo lo bueno acaba en el bar

Nuestra primera campaña para Cervezas Ambar se basa en un descubrimiento. Algo que estaba ahí, en la marca, a la vista de todos, que parecía una tontería, pero que de repente tiene toda la importancia del mundo. Y es que Ámbar es la única cerveza que acaba en bar. De ese descubrimiento, salió una frase pequeña que dice algo muy grande: “Todo lo bueno acaba en bar”. Sí, Ámbar, una cerveza que se fabrica en Zaragoza desde 1900 y con toda la pasión del mundo, acaba en bar; pero no es ni mucho menos la única cosa buena que acaba en bar, porque, en este país, desde siempre, cuando tenemos algo bueno que celebrar, lo hacemos en un bar, sea lo que sea. Y sí, ahora no podemos ir a los bares, ¿pero dónde creéis que nos juntaremos a festejar cuando todo esto acabe? Pues ahí lo tenéis: todo lo bueno acaba en bar.

Cliente:  Ambar
Todo lo bueno acaba en el bar - Pingüino Torreblanca